Armoni…Om

No es para nada casualidad que la palabra OM forme parte y esté integrada dentro de Armoniom, tanto en la palabra en sí, como en las sesiones terapéuticas de Pascale Pech.

El canto OM suele ser algo habitual al término (o inicio) de las clases a las que acuden las personas que practican yoga para predisponer de forma favorable cuerpo y mente, promover la armonía e integración entre los asistentes y honrar a los yoguis pasados; pero para quien no lo conozca queremos explicar en qué consiste y porqué es tan importante en la salud de las personas. Tanto en soledad, como acompañado, OM es una preparación física y mental para el rezo, la meditación, la concentración, la relajación… o simplemente para un momento en sintonía con el Todo.

OM es uno de los mantras más sagrados de las religiones dhármicas originarias de la India (en las que los conceptos espirituales tienen un peso fundamental): Hinduismo, Budismo, Jainismo, Brahmanismo, Sijismo, Ayyavazhi y Taoísmo; y se considera la vibración esencial a partir de la cual se estructura el Cosmos. Para el Hinduismo y el Budismo, quizás las dos religiones más conocidas y extendidas fuera de la India, la sílaba sagrada OM emula el sonido del Universo porque representa la combinación del uno con el todo, la unidad con lo supremo, la combinación de lo físico y lo espiritual.

Asimismo, la pronunciación o canto de OM hace surgir un sonido vibrante, profundo y continuo, que se considera “el sonido original”, el primer sonido del Universo a partir del cual emergen el resto de sonidos existentes en el cosmos.

Existen diferentes explicaciones del sonido OM en lo que parece ser una inquietud occidental por querer dar explicación y racionalizar cualquier elemento. Y aunque existen opiniones divergentes, a nosotros nos gusta la que divide en sonido OM en cuatro elementos:

  • Un primer sonido que sería la A.
  • Un segundo sonido que sería la U alargada.
  • Un tercer elemento que sería la M pronunciada de forma mantenida con los labios cerrados y haciendo resonar la vibración.
  • El cuarto elemento sería el Silencio profundo del Infinito y el que nos ayuda a mirar hacia nuestro interior, dejando temporalmente el mundo exterior alejado de nosotros.

Simbólicamente, las tres letras encarnan la energía divina (Shakti) y sus 3 aspectos elementales: creación (Bhrahma Shakti), preservación (Vishnu Shakti) y liberación (Shiva Shakti).

Por estos motivos mencionados, OM es el mantra más usado para rezar y para meditar, tanto en las culturas orientales como en las occidentales, donde además es popularmente conocido su símbolo sagrado que tiene su origen en la grafía escrita del idioma sánscrito antiguo. Pero, ¿sabes qué significan realmente cada uno de los elementos que componen el símbolo OM?

 

OM_CASTELLANO

Ahora bien, dentro de la consulta, en un ambiente seguro que enmarque la relación terapéutica, ¿de qué forma influye OM en el tratamiento del paciente? En este sentido, determinados estudios han demostrado los beneficios, a nivel corporal, que aporta el OM.

  1. Inhibición del sistema límbico. Tras estudios con voluntarios se pudo comprobar como el canto de la sílaba OM inhibía determinadas áreas del cerebro correspondientes al sistema límbico: el sistema que regula las emociones, la memoria, el hambre y los instintos sexuales. Este hecho resulta de gran relevancia al ofrecer una opción para calmar y armonizar las emociones cuando se desbocan, y en estados alterados.
  2. Activación del sistema parasimpático. El sistema nervioso parasimpático es el responsable de la regulación de los órganos internos del cuerpo humano, del descanso en general, de la digestión y, en general, de todas aquellas acciones y actividades que se suceden en el cuerpo al estar en reposo como durante el sueño, los movimientos involuntarios… Se pudo demostrar que OM tiene la capacidad de ralentizar el ritmo cardíaco y por lo tanto favorecer la relajación, al influir positivamente en el sistema parasimpático.
  3. Mejoría de la función pulmonar. En pruebas realizadas, se apreció cómo con la práctica diaria del canto OM mejoraba la capacidad pulmonar. De hecho, tiene una explicación sencilla: al prolongar de forma consciente y voluntaria la espiración durante el canto del OM, se estiran los músculos respiratorios lo que está permitiendo que todo el sistema respiratorio funcione a plena capacidad optimizando sus funciones.
  4. Ayuda para destapar los senos nasales o paranasales. Otros estudios realizados con voluntarios sugirieron que las vibraciones producidas en la cabeza al pronunciar OM en voz baja (como tatareando con los labios cerrados) ayudan a mantener abiertos los senos nasales. Ocurre que las vibraciones promueven la circulación de aire entre las membranas de los senos y los conductos nasales y este movimiento consigue la apertura de los orificios de la nariz, aumentando la oxigenación.

OM se integra en la palabra ARMONIOM, porque Om está presente en la consulta de la terapeuta Pascale Pech como herramienta de gran valor que ofrecer a los pacientes que deseen hacer uso de ella.

 

 

Fuentes: Pascale Pech y 3heures48minutes.com (http://3heures48minutes.com/om-effets/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *